estafa

Delito de estafa


Introducción al delito de estafa

El delito de estafa es una de las figuras delictivas más relevantes en el ámbito penal español, caracterizada por la obtención de un beneficio ilícito a costa de otra persona mediante el engaño. 

En el Código Penal español, se encuentra regulado en los artículos 248 a 251, donde se establecen los elementos esenciales que configuran este tipo de conducta delictiva.

Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndole a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.
Los reos de estafa serán castigados con la pena de prisión de seis meses a tres años. Para la fijación de la pena se tendrá en cuenta el importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre este y el defraudador, los medios empleados por este y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción.
Si la cuantía de lo defraudado no excediere de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses.

Art 248 Código Penal

Definición y características del delito de estafa

La estafa se define como el acto de inducir a error a otra persona mediante engaño bastante, con el propósito de obtener un beneficio económico para sí mismo o para un tercero, en perjuicio del engañado. 

Este engaño puede manifestarse de diversas formas, ya sea mediante falsedades, ocultación de información relevante, o cualquier otra conducta que genere una percepción errónea en la víctima.

Los elementos fundamentales que configuran el delito de estafa incluyen:

  • El engaño: Consiste en la acción de inducir a error a la víctima mediante artificios, falsedades o cualquier otra forma de engaño.
  • La disposición patrimonial: La víctima, inducida por el engaño, realiza una disposición patrimonial en beneficio del autor del delito o de un tercero.
  • El ánimo de lucro: El propósito del autor del delito es obtener un beneficio económico ilícito a costa de la víctima.

Delito de estafa: elementos del Tipo Penal

Para que una conducta sea considerada estafa según el Código Penal español, deben cumplirse ciertos requisitos, entre los cuales destacan:

  • La existencia de un engaño previo o concurrente: Es necesario que el autor del delito haya utilizado algún tipo de artificio engañoso para inducir a error a la víctima.
  • La generación de un error en la víctima: El engaño debe ser lo suficientemente hábil como para provocar una percepción errónea en la víctima, llevándola a realizar una acción que no habría realizado de no mediar dicho engaño.
  • La obtención de un beneficio patrimonial ilícito: El autor del delito debe haber obtenido un beneficio económico a través del engaño, ya sea en forma de dinero, bienes materiales o cualquier otro tipo de ventaja patrimonial.

El delito de estafa es una figura delictiva compleja que requiere de un análisis detallado de las circunstancias específicas de cada caso para determinar su configuración y las consecuencias legales correspondientes.

En los siguientes apartados de este artículo, profundizaremos en los diferentes aspectos relacionados con el delito de estafa en el contexto del derecho penal español, incluyendo los tipos de estafas más comunes, los requisitos para su configuración, las penalidades asociadas y las posibles defensas para quienes se enfrentan a acusaciones de este tipo.

delito de estafa

Tipos de Estafas

En el ámbito del derecho penal español, existen diversos tipos de estafas que se pueden cometer, cada una con sus propias características y modalidades. A continuación, exploraremos algunos de los tipos de estafas más comunes:

Estafa Clásica o Tradicional

La estafa clásica es aquella en la que el autor del delito utiliza artimañas, engaños o falsedades para obtener un beneficio patrimonial ilícito a costa de la víctima. Este tipo de estafa puede manifestarse de diversas formas, como la venta de productos o servicios inexistentes, la emisión de cheques sin fondos, la falsificación de documentos o la manipulación de información financiera.

Estafa online o ciberestafa

Con el avance de la tecnología, han surgido nuevas modalidades de estafa que aprovechan el entorno digital para cometer fraudes. La ciberestafa incluye prácticas como el phishing, el malware, las estafas en plataformas de compraventa online, el fraude en tarjetas de crédito o débito, entre otras. 

En este tipo de estafas, los delincuentes utilizan métodos sofisticados para engañar a las personas y obtener información confidencial o para que realicen transacciones fraudulentas.

Estafa piramidal o esquema Ponzi

La estafa piramidal, también conocida como esquema Ponzi, consiste en una estructura fraudulenta en la que los participantes son engañados para invertir su dinero en un supuesto negocio o esquema de inversión que promete altos rendimientos. 

Sin embargo, en realidad, el dinero de los nuevos inversores se utiliza para pagar los rendimientos de los primeros inversores, sin que realmente exista un negocio legítimo o una fuente de ingresos sostenible. 

Este tipo de estafa es insostenible a largo plazo y generalmente termina colapsando, dejando a la mayoría de los inversores en pérdida.

Estafa inmobiliaria

Las estafas inmobiliarias involucran engaños relacionados con la compraventa, alquiler o arrendamiento de propiedades inmuebles. Esto puede incluir la venta de propiedades inexistentes, la falsificación de documentos de propiedad, el fraude en contratos de alquiler, entre otros. 

Los estafadores pueden aprovecharse de la alta demanda y los altos precios del mercado inmobiliario para engañar a personas que buscan adquirir o alquilar una vivienda.

Estafa telefónica

Las estafas telefónicas son aquellas en las que los delincuentes utilizan llamadas telefónicas para engañar a las víctimas y obtener información confidencial o realizar fraudes. 

Esto puede incluir prácticas como el fraude de soporte técnico, en el que los estafadores se hacen pasar por técnicos de servicio para obtener acceso remoto a los dispositivos de las víctimas y robar información personal o financiera, o el fraude de premios, en el que se engaña a las personas para que proporcionen información confidencial bajo la promesa de recibir un premio ficticio.

asesoramiento legal

Estafa financiera

Las estafas financieras abarcan una amplia gama de prácticas fraudulentas relacionadas con el sector financiero, como la falsificación de cheques, el fraude con tarjetas de crédito o débito, el lavado de dinero, la manipulación del mercado de valores, entre otros. 

Estas estafas pueden ser llevadas a cabo por individuos, empresas o incluso instituciones financieras, y suelen tener graves repercusiones económicas para las víctimas y para la estabilidad del sistema financiero en general.

Requisitos para la configuración de la estafa

Para que una conducta sea considerada como delito de estafa según el Código Penal español, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos: 

Engaño o artificio fraudulento

El elemento central de la estafa es el engaño o artificio fraudulento utilizado por el autor del delito para inducir a error a la víctima. Este engaño ha de ser precedente o concurrente, y debe ser “bastante”, es decir, suficiente y proporcional para la consecución de los fines propuestos, por lo que la maniobra defraudatoria ha de revestir apariencia de realidad y seriedad suficientes para engañar a personas de mediana perspicacia y diligencia.

El engaño puede manifestarse de diversas formas, como la emisión de declaraciones falsas, la ocultación de información relevante, la manipulación de documentos o cualquier otra conducta destinada a generar una percepción errónea en la víctima. 

¿Necesita un abogado penalista en Barcelona?
Contacte con Joan Castelló Abogados Penalistas

Máxima confidencia y comunicación con nuestros clientes

Generación de error en la víctima

El engaño debe ser lo suficientemente hábil como para provocar un error esencial en la víctima, que desconoce la realidad o tiene un conocimiento deformado o inexacto de la misma, lo que le lleva a actuar bajo una falsa presuposición, llevándola a realizar una acción que no habría realizado de no mediar dicho engaño. 

La víctima debe confiar en la veracidad de las declaraciones o representaciones fraudulentas del autor del delito y actuar en consecuencia, realizando una disposición patrimonial en beneficio del estafador.

delito de estafa

Acto de disposición patrimonial

Como resultado del engaño, la víctima realiza una disposición patrimonial en beneficio del autor del delito o de un tercero. 

Esta disposición patrimonial puede consistir en la entrega de dinero, bienes materiales, la realización de transferencias bancarias, la firma de contratos, entre otras acciones que impliquen una afectación del patrimonio de la víctima.

Ánimo de lucro

El autor del delito de estafa debe actuar con ánimo de lucro, es decir, con el propósito de obtener un beneficio económico ilícito a costa de la víctima. 

El objetivo final del estafador es obtener un beneficio patrimonial indebido aprovechándose del engaño y la confianza depositada por la víctima.

Penalidades y consecuencias jurídicas

El delito de estafa conlleva penalidades y consecuencias jurídicas significativas según el Código Penal español. Las sanciones pueden variar en función de la gravedad del delito, el monto defraudado y otras circunstancias atenuantes o agravantes. A continuación, detallamos las penalidades y consecuencias más comunes asociadas a este delito:

Penalidades

  • Prisión: El autor del delito de estafa puede enfrentar penas de prisión que van desde los 6 meses hasta los 3 años en el tipo básico, pero que en casos agravados puede alcanzar hasta los 6 años de prisión, dependiendo de la gravedad de la conducta y las circunstancias específicas del caso, como puede ser el valor de la defraudación o si la estafa recae en bienes de primera necesidad, como la vivienda, entre otros supuestos agravados regulados en el artículo 250 del Código penal.
  • Multa: Además de la pena de prisión, el autor del delito será condenado al pago de una multa económica que puede ser significativa en base a las circunstancias del caso y a la capacidad económica del autor.

1. El delito de estafa será castigado con las penas de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses, cuando:
1.º Recaiga sobre cosas de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social.
2.º Se perpetre abusando de firma de otro, o sustrayendo, ocultando o inutilizando, en todo o en parte, algún proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial de cualquier clase.
3.º Recaiga sobre bienes que integren el patrimonio artístico, histórico, cultural o científico.
4.º Revista especial gravedad, atendiendo a la entidad del perjuicio y a la situación económica en que deje a la víctima o a su familia.
5.º El valor de la defraudación supere los 50.000 euros, o afecte a un elevado número de personas.
6.º Se cometa con abuso de las relaciones personales existentes entre víctima y defraudador, o aproveche éste su credibilidad empresarial o profesional.
7.º Se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero.
8.º Al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Capítulo. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

artículo 250 del Código Penal

Consecuencias Jurídicas

  • Antecedentes Penales: Una condena por estafa comportará la un antecedente penal para el autor del delito, lo que puede tener implicaciones graves en su vida personal y profesional, incluyendo dificultades para encontrar empleo, obtener créditos o acceder a determinadas profesiones.
  • Reparación del Daño: El autor del delito igualmente será condenado a resarcir económicamente a la víctima por el daño causado como resultado de la estafa. Esto implica la devolución del monto defraudado más los intereses, así como el pago de daños y perjuicios adicionales, amén de las costas procesales en el caso de que la víctima haya comparecido en el procedimiento y haya actuado como acusación particular..
  • Prohibición de Ejercicio de Actividades: En algunos casos, especialmente cuando el autor del delito es un profesional o empresario, la condena por estafa puede llevar aparejada la pena accesoria de prohibición de ejercer determinadas actividades comerciales o profesionales durante un período de tiempo específico.
  • Confiscación de Bienes: En casos graves de estafa, los bienes obtenidos ilícitamente a través del delito pueden ser confiscados por las autoridades judiciales como parte de las medidas de decomiso.

Es importante tener en cuenta que las penalidades y consecuencias jurídicas pueden variar según las circunstancias específicas de cada caso. 

Asesoramiento jurídico y defensa penal en casos de estafa

Cuando una persona se enfrenta a acusaciones de estafa en España, es fundamental contar con un abogado penalista experto que le asesore durante todo el proceso judicial, desarrollando una estrategia de defensa sólida para proteger sus derechos legales y buscar una resolución justa en el proceso judicial. 

Ausencia de elementos del delito

Una defensa común consiste en argumentar que no se cumplen todos los elementos del delito de estafa según lo establecido en el Código Penal español. 

Esto puede incluir demostrar que no hubo engaño por parte del acusado, que la víctima actuó de manera consciente y voluntaria, o que no existía ánimo de lucro por parte del acusado.

Error en la valoración de los hechos

Otra defensa posible es argumentar que se ha producido un error en la valoración de los hechos por parte de la acusación o de las autoridades judiciales. Esto puede implicar la presentación de pruebas o testimonios que contradigan la versión de los hechos presentada por la parte acusadora.

Consentimiento de la víctima

Si se puede demostrar que la víctima actuó con pleno conocimiento y consentimiento en la transacción cuestionada, se puede argumentar que no hubo estafa. Puede ser relevante en casos donde la víctima estaba al tanto de las circunstancias relevantes y tomó una decisión informada.

Prueba de buena fe

El acusado puede argumentar que actuó de buena fe y sin intención de cometer fraude. Puede tener relevancia en casos donde el acusado creía sinceramente que sus acciones eran legítimas y no tenían la intención de causar daño o perjuicio a la víctima.

Pasos a seguir en un proceso legal relacionado con el delito de estafa

delito de estafa

En un proceso legal relacionado con el delito de estafa, es crucial seguir una serie de pasos cuidadosamente diseñados para garantizar una defensa efectiva y una resolución justa del caso. Estos pasos incluyen desde la consulta inicial con un abogado penalista hasta la presentación de pruebas, comparecencias ante el tribunal y negociaciones con la fiscalía.

Es fundamental recopilar toda la información relevante sobre el caso, incluyendo documentos, testimonios y cualquier otra evidencia que pueda respaldar la defensa. Además, es importante mantener una comunicación abierta y constante con el abogado para estar al tanto del progreso del caso y tomar decisiones informadas en cada etapa del proceso legal.

Cuando se encuentre frente a acusaciones penales en Barcelona, no está solo. En Joan Castelló Abogados Penalistas estamos aquí para ayudarle. Contáctenos hoy mismo para una consulta y descubra cómo podemos defender sus derechos con dedicación y experiencia.
No espere más, su futuro merece la mejor defensa.